Inicio / Núcleos

Núcleos

A través de sus núcleos musicales, Arpegio brinda clases de música gratuitas a niños y adolescentes de escasos recursos económicos en barrios de alto riesgo. En varios de los distritos urbanos de Trujillo, los niños en edad escolar a menudo son testigos de problemas sociales como la drogadicción, el alcoholismo y la delincuencia, condiciones que perpetúan el ciclo de la pobreza. Los núcleos musicales logran acercar el arte y la música a la vida de los niños, ofreciéndoles mayores oportunidades para el futuro y ayudándolos en su desarrollo personal.

La Esperanza

Arpegio Perú

El Núcleo La Esperanza cuenta con dos grupos de estudio en los colegios “Madre de Cristo” y “Abraham Lincoln” respectivamente. Desde el año 2010 Arpegio trabaja en el Colegio Madre de Cristo en lo que corresponde a la formación de coro, actualmente participan 30 niños. En el año 2012 Arpegio inició su trabajo en la Institución Educativa Abraham Lincoln con dos coros de niños quienes luego iniciaron su formación en violín. Posteriormente se abrió un nuevo grupo de flauta dulce, para después de tres meses iniciar su formación en violín, viola y cello. Actualmente, en el Colegio Abraham Lincoln se cuenta con alrededor de 20 chicos que estudian violín, viola y cello, y han conformado la “Orquesta La Esperanza”, además muchos de ellos forman parte de nuestras orquestas: “Orquesta de Agua” y “Orquesta de Terra”.

Huamachuco

Arpegio Perú

El proyecto inicia en Marzo del 2017 con el objetivo de formar la primera Orquesta Sinfónica de Huamachuco, gracias a la alianza estratégica con la empresa BH Drilling Tools, quiénes decidieron promover cultura musical en niños y jóvenes de la ciudad. Arpegio amplió su participación con la incorporación de profesores voluntarios y préstamo de instrumentos. Alrededor de 60 alumnos asisten a este núcleo, participan además en talleres de coro, flauta dulce, ensambles de percusión, música de cámara y diversas actividades recreativas.

El Porvenir

Arpegio Perú

Arpegio inició su trabajo en el año 2004 en el colegio Francisco Lizarzaburu en el distrito El Porvenir. En la actualidad, voluntarios de Arpegio asisten semanalmente para dar clases de flauta dulce, violín, chelo y clarinete a aproximadamente 30 niños de entre 6 y 21 años. Las clases son dictadas frente al colegio Francisco Lizarzaburu en la casa del Sr. Carlos Juárez, quien concede gratuitamente los espacios necesarios para guardar los instrumentos y desarrollar las clases. El proceso de aprendizaje se inicia con flauta dulce, instrumento con el que adquieren conocimientos básicos de música como ritmo y lectura. Posteriormente pasan al aprendizaje de instrumentos sinfónicos para luego formar parte de la “Orquesta El Porvenir”. Algunos de sus integrantes son parte de la “Orquesta de Agua” y la “Orquesta de Tierra”.